Oda al viento, por Nicolás Del Negro

Autores

Lobos está enclavado en la zona de la depresión del Salado. Somos parte entonces de ese infinito mar de pastizales que es la llanura pampeana.¿Cuál es el límite de esta con nuestra entrañable Patagonia? La geografía nos dice que es el Río Colorado. Sin embargo todo aquel que haya hecho la travesía, recordará que se trata de un paisaje que no parece tener solución de continuidad. El mismo viento, los mismos pastos duros, constituyen una transición de carácter gradual, que le impiden al viajero advertir el cambio. Así lo debe haber sentido nuestra fauna silvestre desde tiempos inmemoriales. Así el ñandú, así nuestro venado. Lo mismo habrá sucedido con nuestros pueblos originarios. Sin embargo, lo que acá es liebre, allá es mara, y entre ambos no sólo hay diferencias de tamaño. Y lo que acá fue tierra de pampas, allá lo fue de Guenaken y tehuelches. Pero luego, cuando llegaron los “aucas”, una vez más todo pareció unificarse para volver a la contradicción. Creo que, por tratarse de dos caras de una misma realidad, ambas lecturas son legítimas: una, la de distinguir ambas regiones  como mundos separados, la otra, la de concebirlas como partes de una misma unidad en el espacio, de un territorio común.
Así entonces, para tender un puente que una aquello que el río separa, le damos la bienvenida a nuestro blog al querido Nicolás Del Negro. Nacido en la ciudad de La Plata, vivió en Lobos, hasta los seis años, cuando se fue con su familia a vivir a Neuquén. Hoy vive en Cipoletti, Pcia de Río Negro.
En su doble condicón de pampeano y patagónico conoce mejor que nosotros el misterio del que ambas regiones participan, el arcano que viene del fondo de los tiempos ( y de los espacios también). Reproduciremos entonces uno de los poemas en los que explora las enigmáticas claves de uno de los elementos físicos mas importantes que unen a la llanura pampeana con la meseta patagónica: el viento.

Oda al viento

Sureño insoportable,
Tenáz y andante,
Constante e inflexible,
Pero aún así invisible.

A veces cálido
Otras helado,
Seco, húmedo,
Molesto, ofuscante.

Arriero del aire,
Buscador de parajes,
Caballo de tierra,
Liebre de arena.

Nicolás Del Negro
24-06-10 8:24 Hs.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: