La región pampeana antes de la conquista. Autor: Antonio Elio Brailovsky

Autores

GliptodonteLa región pampeana parece haber sufrido varios procesos de poblamiento y despoblamiento, en función de las variaciones ocurridas en la disponibilidad de recursos naturales utilizables. En primer término están los grandes mamíferos extinguidos de los que se conservan registros fósiles impresionantes. Una hipótesis razonable es que muchos de esos animales no fueran oriundos de la pampa, sino que llegaron en grandes migraciones provocadas por los cambios ecológicos en sus lugares de origen. Es probable que “huyendo de las condiciones en extremo desfavorables del interior, grandes cantidades de mamiferos llegasen a morir cerca de la costa, atraídos allí por la ilusión de un precario refugio”1.
Algunos de estos animales eran: el megaterio, un herbívoro del tamaño de un hipopótamo; el toxodón, de dimensiones parecidas; o el gliptodonte que los primeros naturalistas de la argentina dijeron que las tribus prehistóricas utilizaban su caparazón vacía como vivienda, afirmación que no tiene ningún respaldo arqueológico.
Estos animales pastaban en una llanura cubierta de pajonales de gran altura. Esta llanura tenía bosques de araucarias, de los que hay fósiles, pero su extensión precisa es controvertida. Los animales que hemos nombrado coexistían con grupos humanos que los cazaban. En 1.915 se encontró un toxodón con una punta de piedra clavada en un hueso, señal de que alguien intentó cazarlo y el animal escapó herido.2
Puede especularse sobre si la incidencia del hombre en la extinción de estos animales fue alta o baja.Lo que sabemos es que desaparecieron, como también los bosques que albergaban a muchos de ellos.
Los cambios climáticos generaron el ecosistema que conocieron los españoles: un paisaje de altos pajonales, con casi total ausencia de árboles y con animales pequeños que corrían o se escondían en cuevas.
Los hombres eran cazadores y se desplazaban buscando su alimento. Con la desaparición de los grandes mamíferos prehistóricos, disminuyeron las posibilidades de caza en la región.
Los hombres emigraron hacia los bordes de la pampa, siguiendo a los guanacos, hacia sitios como las  sierras de Tandil o Ventana.  El guanaco se hizo, así, la base de la dieta del hombre prehispánico. También su cuero proporcionaba vestimenta y era insustituible en la confección de los “toldos” que usaban como habitación. Era frecuente conducir las tropillas de guanacos salvajes hacia corrales que actuaban como trampas. También se utilizaba la carne y el hueso. Enel museo de Ciencias Naturales de La Plata se conserva la armadura de un guerrero indígena, hecha con doce cueros superpuestos de guanaco.
Es decir que la distribución de los hombres en  el espacio estuvo determinada por los guanacos. “Estos animales-dice Guillermo Madrazo-prefieren, como es sabido,territorios ventilados y frescos, lo que estaría en relación con su extrema sensibilidad hacia las picaduras de insectos. Y estos últimos- la”sabandija” a que aluden los antiguos viajeros (jejenes, mosquitos, tábanos)- eran abundantísimos en la pampa deprimida virgen.”3
1 Frengueli, Joaquín: “Historia de la Nación Argentina” , Academia Nacional de la Historia. Editorial El Ateneo. Bs.As., 1.961
2 Vignati, Milcíades Alejo. “Historia de la Nación Argentina”, op. cit.
3 Madrazo Guillermo. “Las pampas: los aborígenes”.Centro Editor de América Latina. Bs. As., 1.977

Fuente: Brailovsky, Antonio Elio. “Historia Ecológica de Iberoamérica, de los Mayas al Quijote”. Ediciones Kaicron. Capital Federal. Año 2.006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: