Juan G. Quaglia, sobre la Laguna de Lobos

Autores

Laguna de Lobos, al atardecer  Son varias (las lagunas ) que existen y dan al Partido un toque pintoresco de natural belleza. Las principales son: La Salada, Salada Chica, Colís, Culú- Culú y  Lobos.

Esta última está ubicada al sud de la población y abarca una extensión de 500 hectáreas aproximadamente. La circundan los campos de la Estancia La Porteña, los que pertenecieron a Don Luciano Fernández y los del propietario actual Don Eduardo N. Córdoba.

Sesenta a setenta años atrás, en sus barrancas mas altas de la parte Este, anidaban gran cantidad de loros, aves ya desaparecidas en esta zona. En esa época solía acompañar a mi padre que concurría a menudo a la estancia La Porteña y para llegar a ella lo hacía por un camino interior del campo, cruzando el arroyo “Las Garzas” en el que existía un puente llamadoLaguna de Lobos “del quemado”.

¡Qué placer experimentaba al contemplar ese lugar cuando despuntaba el alba!

Aquello era un edén para los cazadores. Se veían en sus orillas grandes bandadas de patos, ganzos silvestres, becacinas, chorlitos, cisnes, garzas blancas y moras y flamencos, que ostentando su hermoso plumaje en el que se reflejaban los rayos solares, adornaban aún mas ese hermoso panorama.

En los campos adyacentes existía gran cantidad de avestruces y se veían algunas huír rápidamente haciendo gambetas, seguidas por sus crías.

Abundaban también las perdices que se deslizaban tranquilas entre las majadas de ovejas,Flamenco como si fueran aves domésticas.

Hoy esto ha cambiado. La mano del hombre lo ha transformado todo. Se ha comenzado a construir un pueblo que será sin duda de cierta importancia en el futuro. Dos clubes de pesca, el de Lobos y el de Mercedes, tienen sus

edificios propios, pero en cambio se le ha quitado a esos lugares el encanto propio de lo agreste, que pone al hombre más en contacto con la naturaleza.

En 1.893 esta laguna se secó por completo y mostró su lecho de pura arena como fue hasta hace mucho tiempo después. Hoy, en cambio, debido al error que se cometió de construir un tajamar, se ha ido acumulan-Ñandu corriendodo gran cantidad de basura que arrastra la corriente del arroyo “Las Garzas” y debido a esto, en lugar de arena es una gran capa de cieno lo que se encuentra en su lecho.

Es de lamentar que la laguna haya pasado a jurisdicción de la Provincia. El doctor Isaías R. Amado estaba dispuesto a tomar cartas en el asunto, desinteresadamente, y ya se descontaba el éxito de esas gestiones, pero por causas que se ignoran, no se logró lo que hubiera significado un gran beneficio para la Comuna.

 

Fuente: Quaglia Juan G., “Lobos mi pueblo”. Editorial Santamarina Lobos. Octubre de 1.974. Fragmento del capítilo VI titulado “Nuestras lagunas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: