Viejo del alma, poema de Caro Medina Virces

Autores

Homero Virgilio Medina fue un ser íntegro que pasó por este mundo henchido de sueños, talentos, pasiones, ideales y buenos sentimientos. Carlos Jáuregui hijo, en una de sus espontáneas semblanzas a modo de homenaje a la memoria de don Homero, destacó dos características para definirlo que, junto a su estilo taciturno, potencian mas aún las anteriormente referidas: habló de “andar cansino y meditativo” y de “bonhomía”. Pocos fueron tan precisos como el citado periodista para encontrar las palabras pertinentes. Lo primero era una metáfora de su modo de transitar por esta vida. Pensaba mucho mas de lo que hablaba y no permitía que las urgencias cotidianas lo llevaran a los empujones por la vida. La segunda característica, señalada por Jáuregui, habla por sí sola a traves de sus sinónimos. En efecto entre los numerosos sinónimos de la palabra bonhomía podemos encontrar los siguientes: bondad, llaneza, humanidad, candor, simpleza, pureza, ternura y sencillez. Todos le son acreditables a la persona evocada

Otro aspecto que también causó la admiración de sus contemporáneos fue el carácter polifacético de su personalidad. Destacado farmacéutico, técnico óptico, letrista sin par, dibujante, artista plastico, militante político, autodidacta de las ciencias económicas y por sobre todas las cosas maestro por vocación. Sin dudas tenía un espíritu renacentista cuyo “carpe diem” era una conminación a favor de una vida intensa, no privada de disfrutes, pero fundamentalmente consagrada al prójimo.

En el siguiente poema Caro Medina Virces evoca la figura de su padre exaltando, entre otras de sus cualidades, su notable desempeño en su oficio de letrista.

Nos da pudor decirlo pero son muchos los que sostienen- entre otros, por ejemplo, su discípulo Juan José Batista-  que Homero fue el mejor de todos los letristas locales.

Otros aspectos interesantes del poema son la triste sensación de estar refiriéndose a un destacado lobense que aparentemente había caído en el olvido (el poema fue escrito con anterioridad a la creación de este Centro de Estudios y este blog) y la subordinación de la ortografía a la subjetividad del poeta. Cuando el autor dice Pasárgada se refiere a la antigua ciudad de Pasargada, que fue la primera capital del Imperio persa aqueménida. La prosodia grave de la correcta denominación resulta ser insípida a los efectos poéticos mientras que su versión esdrújula, que solo existe en la imaginación del autor, es mas eficaz y cuadra mucho mejor desde lo estético.

Viejo del alma

Homero Virgilio Medina Letrista 1

En qué pasárgada

celeste

en qué morada azul

de qué remoto dios

estás pintando

oh,

minucioso artesano

acendrado escriba

quién como tu pintaba

carteles en mi pueblo

qué displays

qué vidrieras

qué pancartas

qué puertas en los camionesHomero Virgilio Medina Letrista 2

trasbordadores de hacienda

con las letras inclinadas

y el torito de las pampas!

La falta que me hacías

ayer

no era tanta

( me cubrías del frío por las noches

y aprontabas mi sueño con un beso)

es ahora a tu niño

cuando el sueño no viene

y siente que el frío está acá adentroHomero Virgilio Medina Letrista 3

porque te tengo y no

porque no te tengo

porque estás en mi sangre y en mi alma

y conmigo te llevo a todas partes

porque no te tengo pero estás conmigo

porque no te tengo

porque no te tengo

porque no te tengo

porque no te tengo.

Estarás pintando ahora

en otros corredores

donde no hay un patio rojoHomero Virgilio Medina Letrista 5

ni un limonero al fondo

o quién sabe

estarás preparando una pócima de Ratti

o escribiendo un discurso

o tal vez

biselando cristales

u ornando un pergamino

o fileteando un sulky

o leyendo

o pensando

soñando qué quimeras

ah trabajando tanto

Viejo del alma

mío

hoy quién se acuerda de vos

Homero Virgilio Medina Letrista 4

ay de los pueblos sin memoria

dónde una calle te nombra

cuál buen amigo te evoca

ay mi Homerito Medina

muerto y re-muerto estás

para aquellos que te olvidan

 

yo no te olvido padre

salve esta pluma sencilla

nuestro honor y tu memoria

Autor: Caro Medina Virces

 

Palabras de Juan José Batista hacia su maestro de dibujo y oficio de letrista:

 Cada 11 de Septiembre me viene el recuerdo y el agradecimiento por mi Maestro Homero V.Medina.Recibió sin conocer a un chico ávido por aprender el oficio de dibujar y pintar letras,aprendí muchas otras cosas obvio,entre ellas principios de fotografía, saber que los libros no muerden,el afecto por la naturaleza y los animales de los cuales siempre estaba rodeado,su Sra.Coca,que a la tarde traía la merienda;me quisieron como a álguien más de su flia,hecho que se corrobora cada vez que nos cruzamos con su nieto Fran,o su hijo Caro.Feliz día Maestro(y amigo)de las artes y de la vida.

FUENTE:  Facebook de Juan José Batista; etiquetado en el Facebook del                                                                     Centro de  Estudios Homero Virgilio Medina

 

 

 

 

                                                       

                            

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: