Ley de medicamentos de Arturo Oñativia: un paradigma de la medicina social

Autores

Habíamos señalado que el mercado de los medicamentos está muy
regulado. ¿Cuáles fueron las primeras regulaciones en nuestro país?
Podríamos empezar señalando que “había una vez, un país”. Porque a principios de
la década del sesenta, existía una ley de medicamentos, muy famosa, que se llamó
“Oñativia”, por el Dr. Arturo Oñativia, ministro de salud en el gobierno de Illia. Tal ley
reguló el mercado de medicamentos en la Argentina. Se trató de una ley muy
moderna que fue tomada como modelo por Europa y por Estados Unidos tres años
después.
¿Qué definía la ley Oñativia? Que había un precio máximo industrial. O sea que
Bagó, Roemmers, el que fuera, tenía que declarar un precio de salida de fábrica.
Porque si uno tiene un producto y a la salida de fábrica no conoce el precio, ¿qué es
lo que desconoce después? Todas las utilidades (ganancias) de la cadena que
comercializa el producto. La ley también establecía que los envases tienen que
tener la cantidad (dosis, etc.) de acuerdo con el tratamiento. Algo que parece una
tontería, pero es muy relevante. Por ejemplo, no podría haber Amoxicilina por 8
unidades. ¿Reconocen que hay Amoxicilina por 8? ¿Cuántos días se tratan con 8
cápsulas? Eso obliga al paciente a tener dos consultas, dos recetas… Salvo que
3
Recomendamos seguir la lectura de las preguntas y respuestas de esta sección
observando las diapositivas del Power Point, que acompaña este cuadernillo, de la número
16 a la 18 (inclusive).13
tenga la previsión y se compre tres envases de 8 para completar una semana de
tratamiento a razón de 3 cápsulas por día.
En el año ’65, en este país, no podían registrar la Amoxicilina por 8 cápsulas. Tenía
que ser por 30, por 21, por 15, es decir, por la cantidad de días de tratamiento
acorde con el problema de salud, según correspondiera. Y también uno podía ir a la
farmacia y el profesional, que era un farmacéutico, estaba autorizado a fraccionar y
a entregarnos el medicamento prescripto.
En resumen, estas dos medidas regulaban el mercado de medicamentos. La
industria no podía fijar el precio que quisiera en el envase que quisiera.
Otra cuestión que definía la ley Oñativia claramente era la siguiente: los nuevos
medicamentos debían justificarse siempre y cuando constituyeran un adelanto
científico. No queremos moléculas derivadas del original que nada aportan como
Esomeprazol, Pantoprazol, Rabeprazol, etc., que resultan ser novedades del
mercado antes que medicamentos cuya existencia se justifica por un adelanto
científico.
Finalmente, otro aspecto a considerar de esa ley, es que los consumidores eran
concebidos de un modo activo y no pasivo. Es decir, íbamos y decidíamos comprar
y consumir un fármaco, con lo cual también seríamos tenidos en cuenta a la hora de
regular este mercado.

Fuente: Cuadernillos de Formación en salud n° 1. Medicamentos en el marco de una política de salud. Agosto 2.010  http://www.suteba.org.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: