Los mitos del payador. Por Homero Francisco Medina

Autores

Pejerrey, el payador de Carboni 2El siguiente texto, escrito en gauchesca, corresponde a Homero Francisco Medina y fue leído por su propio autor desde el palco ubicado en la Avenida Alem, frente al Galpón de la Cultura, en el marco del desfile de Marionetas de fines de setiembre de 2.012. Acompañado musicalmente por el Profesor Sergio Ibañez, Francisco Medina leyó este texto en el preciso instante en que las marionetas de la Escuela Agropecuaria n° 1 de Carboni pasaban frente al palco. Los seres mitológicos que acá se mencionan fueron creados por los alumnos del establecimiento al igual que las marionetas que participaron del desfile para cuya confección los jóvenes contaron con la inestimable colaboración de la Profesora María Laura Zancarini.

Esta notable realización de la rama de Artística demuestra que  el apoyo incondicional que le hemos dado, desde este espacio del Centro de Estudios Homero Virgilio Medina, a la creación de la Escuela de Estética en Lobos, lejos de ser un capricho, es algo que el Área de Artística y la comunidad lobense hartomerecen. Nuestro apoyo no se agota en simples  opiniones vertidas en los artículos que publicamos, sino que forma parte del Proyecto R 26, elaborado por el Área Pedagógica de nuestro Centro de Estudios conducida por la Profesora Shirley María Pascual, y que le fuera presentado el viernes 18 de octubre de 2.013 al Ministro de Educación de la Nación Alberto Sileoni y al Vicegobernador Gabriel Mariotto junto a otros funcionarios provinciales. En dicho Proyecto incluimos la creación de la Escuela de Estética en Lobos, adicionándole a la iniciativa de los docentes del Área de Artística, un Proyecto de “Extensión Social” con la participación de cooperativas y otras asociaciones intermedias.

Los mitos del payador 

Para algunos es real, para otros es ficción este amigo payador que Carboni conquistó. Conocedor como pocos de los versos de Hernández, en el almacén de Latini se lo vió muchas tardes. Allí improvisaba sus versos nuestro amigo Pejerrey.  Si  por sobrenombre tan fiero querés que yo te esclarezca, a nuestro gaucho matrero también le gustaba la pesca. Si a tu buen entendimiento nada de esto le suma, te diré que de pequeño frecuentó nuestra laguna. Allí conoció al coipus, el mal llamado lobito, a la culebra dos líneas y al zorro gris de las pampas. Ama el humedal lobense con sus bolsones de pastizal originario. Ama el arroyo Las Garzas, con su variada fauna, sus espadañas y flechillares. Con sus versos de gauchesca a todo eso le canta y aunque no lo parezca de puro sensible qués, cuando algo lo emociona se le anuda la garganta. No hace falta describir como es su fisonomía, y aunque suene a ironía o te parezca cargada, yo te voy a decir que toda su anatomía parece como recortada de lienzo apoyado en atril. Molina Campos es padre de esta criatura sin par, que cuando canta en el bar o lo hace en el medio del campo, toda la pampa es encanto y sublime fantasía como paso a relatar: “Cuando salgo de mi rancho y tomo el camino aquel, se que mi destino es ser, deste pueblo referencia. No porque domine la ciencia ni porque vaya a la academia. Mas bien por tener experiencia y dominar las paremias. Yo salgo cabalgando con el poncho bajo el brazo, pero a mas de prevenido se que rumbo hay que  tomar, por eso no he de olvidar ni las riendas ni mi lazo. Soy el viejo Pejerrey, payador de Carboni, gustoso he de presentar esta fauna literaria. ¡Tiemblan las tumbas Homero, Hesíodo y Apolonio porque en Carboni Antonio este humilde servidor habrá de contar los mitos que no tienen parangón!. Su presencia paraliza y hace cundir el pánico. Y  se le teme en gran medida, mas que un persa a Alejandro Magno, en la batalla de Gránico. Ella es la Porciabeja, con su mortal aguijón, que a nadie en paz le deja si se presenta la ocasión. Su cuerpo de abeja impresiona por aumento de tamaño, pero lo que causa mas daño, a mas de su arma mortal, es su mordida fatal con sus colmillos de cerdo. Otras cosas que recuerdo de su aspecto singular, te las voy a enumerar, aunque no te parezca cuerdo, ni me quieras escuchar: tiene patas de caballo, su cola y sus alas de pollo y según ciertas versiones orejas de liebre o conejo. Si sabes que anda cerca, llevate de mi consejo, no le des nunca ventaja y menos aún la sigas, agazapada estará para hacerte su comida. El otro mito viviente es el de la Vaca Polla. Y en este remanso se apoya el payador con su alma, para traerles la calma después de tanto terror. Mucho menos agresiva que la temible porciabeja, es la amiga de los chicos, si hasta acariciar se deja. Cuentan allá en el campo qués como un angel guardián que si encuentra un niño perdido se lo lleva a su mamá. Así. Con la infinita ternura, de este mítico ser, que  viene desde el ayer y que ya es literatura. Con este ser entrañable que es nuestra vaca polla, le doy fin a mi payada, o si ustedes prefieren a los cuentos de nuestra Ilíada y Odisea  Criollas. Quisiera dejar estos versos tallados en piedra de onix, los despide atentamente, Pejerrey, el Payador de Carboni”.

Pejerrey el Payador de Carboni.

La idea de este gaucho que es también aficionado a la pesca proviene del asombro que siempre me ha causado el carácter taciturno de nuestros pescadores, lo que me ha inclinado a pensar  que, en cierta medida, también nuestros hombres de pesca son gauchos reconvertidos, como sucedió en buena medida con nuestros peones de estancia. No me baso en ninguna teoría histórica, solo puedo postularlo como verdad poética. Fabio Cáceres, el amigo de Don Segundo Sombra, parece darme la razón. (Ver artículo de este blog: “El mundo secreto de los pescadores”)

Autor: Homero Francisco Medina

ESPLÉNDIDO DESFILE DE MARIONETAS SOBRE EL PASEO TURÍSTICO Y CULTURAL LEANDRO N. ALEM Realizado por alumnos de Escuelas Secundarias como cierre de la “Semana del Estudiante”. Lobos, 30 de Septiembre de 2012. Los estudiantes de 1° a 6° año de once Escuelas Secundarias fueron los protagonistas del deslumbrante desfile de marionetas que se llevó a cabo en el Paseo Turístico y Cultural Leandro N. Alem. Baile, teatro y música fueron los ingredientes primordiales de esta manifestación artística que se desarrolló como cierre de la “Semana del Estudiante”, para la cual colaboraron el Foro de Seguridad de nuestra ciudad,  la Municipalidad de Lobos y profesores de las diferentes instituciones. Mónica Cortesi, Inspectora de Artística, contó a INFOLOBOS: “En principio estamos realizando este desfile con muchos chicos acompañados por sus familias; el clima también ayudó, y por eso estamos más que contentos”. “Intervienen once Escuelas Secundarias, y cada una desfila con una temática elegida por la propia institución”. Un final maravilloso se realizó de la mano de cuatro Escuelas Secundarias con grupos vocales e instrumentales, además de la banda de la Secundaria de Arte-Música que funciona en la Escuela Primaria N° 7. La Escuela Secundaria de Artes-Visuales, fue la encargada de abrir el extraordinario evento que convocó a una multitud a partir de las 17 horas. Fuente: http://www.infolobos.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: