El pueblo egipcio durante la construcción de la gran pirámide. Primera parte.

· Historia, Historia Universal
Autores

El pueblo egipcio durante la construcción de la Gran Pirámide

a) Keops

Tan pronto como subía al trono un faraón del Imperio Antiguo, comenzaba a proyectar la pirámide que sería de su tumba. La gran burocracia de constructores y arquitectos se ponía en movimiento. Cada aldea enviaba su cuota de trabajadores a las canteras o al lugar de la edificación; los almacenes reales proporcionaban herramientas y ropa- La tarea a la que se enfrentaban los obrero s y arquitectos era colosal. La gran pirámide construida para Keops en Gizeh tiene más de dos millones de bloques se terminó en el lapso de 23 años que duró el reinado del faraón, hacia 2600 a. de C. Esta colosal construcción es una de las pirámides auténticas más famosas y aún se alza en Gizeh junto con otras dos pirámides más, de los reyes, Kefrén y Micerino. Según cuenta el gran historiador Heródoto, que a pesar del arduo trabajo de los obreros, se sentían contentos de trabajar para el rey, como si fuera el hermoso festival de un dios.

Keops había proyectado al principio una pirámide algo más pequeña, y su cámara funeraria debía estar profundamente excavada en el lecho rocoso, debajo de la base. Pero a medida que crecían sus aspiraciones, ordenó una tumba mayor.

El nacimiento de la pirámide

Cuando Keops murió en 2567 a. de C. en su palacio, su cadáver fue embalsamado y amortajado con vendas, y al cabo de numerosas ceremonias rituales que se celebraron durante varias semanas, fue sepultado en la Gran Pirámide. Primero llevaron el cuerpo por el Nilo hasta Gizeh, donde ya estaba alzada la pirámide, rodeada por un conjunto de edificaciones menores. El cadáver real se preparó para el entierro en el Templo del Valle, al sur del monumento. El día del entierro los sacerdotes encabezaron la comitiva hasta la Gran Calzada, mientras los obreros llevaban una barca funeraria con el ataúd mumiforme del rey. Detrás venían otros con una lancha lista para navegar en el más allá; ambos botes se enterraron al lado de la pirámide.

En la cercanía de la tumba había varias aldeas habitadas por los sacerdotes y obreros encargados de mantener los grandes terrenos mortuorios donde reposaba el faraón muerto, aunque se pensaba que su espíritu sólo vivía allí periódicamente. b) Esclavos El historiador griego Heródoto relata, que según los sacerdotes egipcios de su tiempo, desempeñaron la tarea 100,000 esclavos en periodos de 3 meses cada uno. La realidad es que sólo se usaban unos 4,000 obreros al mismo tiempo, mientras otros muchos debieron de estar ocupados en las canteras y en el arrastre de materiales. Todos eran ciudadanos libres que hacían prestaciones personales para las obras públicas.

Los obreros trabajaban en cuadrillas de 18 ó 20, subiendo los pesados bloques de piedra por rampas para ponerlos en su lugar. Finalmente, desde el vértice de 147 metros de alto, los albañiles tallaban los bloques para formar las laderas lisas de la pirámide. Durante 90 días del año había mucho trabajo disponible ya que el Nilo inundaba la tierra cultivable durante ese tiempo.

Para facilitar levantar los bloques, éstos eran arrastrados por rampas: tres para subir y una para bajar. Cada una empezaba en un ángulo u terminaba en la parte más alta. Mientras algunos obreros usaban palancas para arrancar los bloques, otros arrastraban los bloques sobre narrias, y otros tantos llevaban agua para llenar los canales que daban un nivel horizontal en los lados de la pirámide. Algunos otros medían la superficie y la pulían al mismo tiempo que otros afilaban instrumentos.

La tarea a la que se enfrentaban los obreros y arquitectos era colosal. La gran pirámide construida para Keops en Gizeh tiene más de 2 millones de bloques de piedra que en su mayoría pesan unas dos toneladas y media. Tamaña obra se terminó en el lapso de 23 años que duró el reinado del faraón, con el trabajo de hombres que solamente usaban los útiles más sencillos, sin animales de tiro sin conocer siquiera la rueda. Tuvieron qué desplegar una gran imaginación.

Fuente:  www.egiptología.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: