El pueblo egipcio durante la construcción de la Gran Pirámide. Segunda parte

· Historia, Historia Universal
Autores

Construcción de la Gran Pirámide

a) Las canteras y herramientas

La Gran Pirámide se construyó con el rudo trabajo de las canteras de piedra caliza, aunque algunos bloques eran de granito y plantearon grandes problemas.

Todo comienza con la extracción y el corte de los bloques de piedra de caliza que se extraía de lugares cercanos aunque se utilizó una piedra blanca y fina empleada para el revestimiento exterior. Esta piedra blanca provenía de las canteras de Tura a 13 Km de Gizeh en la orilla este del Nilo, cerca de las colinas de Mugattan. Para revestir las cámaras se empleó granito extraído de las canteras de Asuán a 960 Km de distancia. Los canteros usaban cinceles de cobre templados al fuego para abrir la piedra caliza, y poco a poco separaban un bloque tras otro de la roca. Esta piedra tiende a partirse en partes horizontales y forma fisuras verticales, característica que los canteros aprovecharon. El granito es muy duro que a penas y se podían utilizar sierras de cobre y cinceles, tuvieron que usar martillos de dolerita(piedra aún más dura que el granito), para abrir brechas en las paredes de las canteras, después metían cuñas de madera en las hendiduras y las humedecían con agua para que se dilatara la madera y desprendiera trozos de madera que después con un martillo se transformaban en bloques.

El nacimiento de la pirámide

Cada bloque primero tenía que ser separado por sus cuatro lados golpeándolo con bolas de dolerita y después se cortaba la base.

En las canteras probablemente se realizaba un desbastado burdo de los cloques, y el labrado definitivo se hacía en el sitio de la construcción con cinceles de cobre que perdían su filo y bolas de dolerita. Después, los bloques eran montados sobre balancines de madera para poder trasladarlos hasta su lugar.

Los egipcios sólo disponían de herramientas primitivas para extraer de las canteras los enormes bloques de piedra y cortarlos al tamaño deseado. Los egipcios sólo conocían los metales oro y cobre. Ya que el oro es muy blando para poder cortar piedra, los esclavos usaban herramientas de cobre o bolas la dura roca dolerita. Muchos hombres se encargaban de manufacturar y afilar las sierras, cinceles y taladros de cobre, instrumentos para medir y nivelar solían hacerse con cordel o con tiras de cuero unidas con varas.

Bolas de dolerita aún se pueden observar las marcas dejadas por esta piedra que se usaban en las canteras.

Martillo de madera para golpear los cinceles y para insertar cuñas de madera o cobre en el granito y separarlo de la roca.

Sierra de cobre que cortaba los bloques de piedra blanda. Los carpinteros también cortaban los enormes postes que se usaban como palancas para colocar los bloques de piedra en su lugar.

Azuela con hoja de cobre para debastar la madera y luego labraban y asilaban los objetos hasta darles el acabado.

Niveles y balancines unos bastones unidos con un cordel se usaban para comprobar que las caras de los bloques estuvieran planas; luego éstos se montaban sobre balancines de madera para poder trasladarlos hasta su lugar.

Taladros se hacían para girar por medio de un cordel atado a un cilindro que se movía en vaivén como el arco de un violín; se usaba para hacer muebles y otras herramientas de madera.

b) Los cimientos y planeación arquitectónica

Los arquitectos que proyectaron la enorme pirámide destinada al faraón Keops tuvieron que escoger un lugar apropiado en el desierto. Como primera subestructura para la tumba eligieron una loma rocosa. Los topógrafo marcaron después el lugar para que la base de la pirámide fuese un cuadrado perfecto.

Entonces, los arquitectos dirigieron a los esclavos para que tallaran terrazas en forma de escalones en las laderas irregulares de la colina. Esas terrazas, que sirvieron de cimiento para los bloques de piedra, tenían que ser completamente horizontales. Para asegurar la horizontalidad, los constructores abrieron trincheras llenas de agua alrededor de su base. Usando el nivel del agua como referencia, se consiguió allanar una superficie de 5 hectáreas. Este terreno es tan horizontal que entre el ángulo noroeste y el sudeste de la pirámide sólo hay una diferencia de centímetro.

Los egipcios no tenían niveles de burbuja pero sabían que el agua siempre halla su nivel, haciendo un canal alrededor de el lugar que ocuparía la pirámide y lo llenaron de agua del Nilo a través de una zanja. Heródoto relata que el agua convirtió el lugar en una isla. El sitio de construcción pudo cercarse con terraplenes de lodo e inundarse. El agua era subida a través del canal por medio de cigüeñales, mecanismos formados por baldes y contrapesos que aún se usan en Egipto.

Los trabajadores abrieron después una serie de surcos a lo ancho del terreno y los llenaban de agua para poder nivelar todo el lugar. En el caso de la Gran pirámide no se niveló toda la superficie, sino que dejaron una parte del promotorio en el centro y construyeron a su alrededor.

Existe un pequeño error en el nivel de la plataforma situada bajo la Gran Pirámide: se eleva ligeramente hacia la esquina sudeste. Se ha señalado que dicho error pudo deberse a un fuerte viento que sopló el día en que se fijaron los niveles y que hizo que el agua se estancara en algunos surcos.

La orientación de la pirámide es de gran cuidado, está ubicada de modo que casi todos sus lados coinciden con los cuatro puntos cardinales. Los astrónomos egipcios eran muy hábiles y al parecer alinearon el lugar basándose en la posición de alguna estrella importante. Los astrónomos modernos consideran que esa estrella es Alfa de Dragón, situada en ese entonces cerca del polo norte celeste.

Trazar ángulos rectos en las esquinas de las pirámides no debió de ser ninguna dificultad para los egipcios, pues sabían que los triángulos rectángulos tienen un ángulo de 90 grados y seguramente tenían escuadras de madera similares a las de los albañiles modernos. También podían asegurarse de que los bloques de piedra estuvieran perfectamente escuadrados.

Los arquitectos de Keops hicieron tan bien el trabajo que los lados de al Gran Pirámide de 230 m de largo tienen una diferencia mayor de 18 cm. También debieron de haber usado cuerdas y plomadas para nivelar la construcción.

El nacimiento de la pirámide

La Gran Pirámide cuya altura original era de 146.6 m ha perdido varias hileras superiores y en la actualidad mide 137 m; su cima ya no es una punta sino una plataforma. c) El interior de la pirámide Por su enorme tamaño, la Gran Pirámide mereció ser una de las Siete Maravillas de la Antigüedad. Pero el interior, con sus pasajes, corredores, túneles de ventilación, gran galería y cámara real, es igual de majestuoso como la maravilla arquitectónica exterior.

Los egipcios demostraron un admirable talento constructor para diseñar esos interiores que resistieran el pero de las piedras colocadas encima. La gran galería se construyó con un techo de hiladas y apuntalado; la cámara real se diseñó con seis techos a fin de que desviara el peso de los bloques que quedaban más arriba. Antes de comenzar la construcción de la pirámide, se construyó una cámara funeraria en un extremo del promotorio central en caso de que el faraón muriera antes de que la obra se terminara.

A medida que la construcción continuaba, se erguió otra cámara funeraria, con la misma función de la anterior, pero no era el recinto mortuorio definitivo. Éste fue construido en el centro de la pirámide a 42 m del suelo.

La entrada de la Gran Pirámide está ubicada en el lado norte a 16.75 m de altura, esta entrada se hizo tan oculta que desafió a exploradores y arqueólogos durante mucho tiempo. Esta entrada comienza con un pasadizo que desciende en un ángulo aproximado de 26 grados hasta la primera cámara funeraria, ya mencionada y que no fue utilizada. Hacia el nivel del suelo hay otro pasadizo que estuvo oculto por una puerta de piedra y que asciende en forma abrupta, su techo es tan bajo que se tiene que recorrer agachado. Va a dar a un pasillo horizontal que conduce a la segunda cámara funeraria, llamada Cámara de la Reina aunque ninguna mujer fue sepultada ahí.

El pasadizo de ascenso llega hasta la llamada Gran Galería que mide 46 m de largo y 8.5 de altura, con bancas a los lados. Este recinto fue sellado con tres grandes bloques de granito por encima de unas plataformas montadas sobre las bancas. La Gran Galería estaba construida por unas piedras y tenían unas vigas que frenaban dichas piedras, al quitarlas se deslizaban y cerraban el corredor ascendente. Tan extraordinarias fueron las medidas que por lo menos durante 400 años sirvieron para burlar a profanadores de tumba, aunque finalmente fue violada la tumba y se llevaron la momia con sus tesoros funerarios.

Al final de la Gran Galería está la cámara funeraria definitiva, una habitación de unos 50 m2 cuyo techo de 6 m2 de altura está formado por nueve bloques enormes de granito que se aligeraban con cinco compartimentos de apoyo, coronados por un techo en punta. Dos pequeños tiros ascienden hasta el exterior de la pirámide por los muros norte y sur de la cámara. Es probable que tengan origen ritual y que sean entradas y salidas para el espíritu del faraón.

En la cámara hay también un sarcófago de piedra muy grande que no pudo haber sido llevado allí a través del estrecho pasadizo de entrada. Al igual que los bloques de piedra que sellan el acceso a la Gran Galería, seguramente fue puesto en su lugar mientras la construcción.

 

 

Conclusiones

La admirable historia del arte egipcio se demuestra con sus obras tan majestuosas como los grandes templos y tumbas y sus delicados y complicados broches de joyería. Tornada en conjunto, la contribución artística fue enorme. Este país dio al mundo la primera arquitectura ejecutada con piedra, y durante siglos fue modelo e inspiración de otras naciones.

La grandeza del arte egipcio no depende de la influencia enorme que tuvo durante muchos años con los griegos y el arte occidental, en otras palabras no depende de la influencia de otras naciones. La grandeza se encuentra en la calidad y en la duración del arte mismo, en este caso, la simetría de masas que se advierte en las pirámides. Los egipcios creaban para la eternidad, y ninguna creación del hombre ha durado más que las grandes obras del arte egipcio.

En la actualidad, las pirámides de Egipto son motivo de admiración y de interés, la majestuosidad ha perdurado y seguirá perdurando hasta que el tiempo las logre derrumbar. Pero lo más impresionante de todo esto es que se sigue conservando el misterio de su construcción, y aun con la enorme tecnología que posee ahora el hombre no se logra entender la perfecta simetría, construcción y arquitectura que se utilizó para construir una pirámide como la Gran Pirámide. A mediados de los años ochenta, unos japoneses, se dieron a la tarea de construir una réplica en pequeño de la Gran Pirámide. El problema pudo más que ellos y abandonaron el proyecto.

El problema pudo más que ellos y abandonaron el proyecto. Sin duda en esto de las pirámides egipcias seguirán habiendo dudas y misterios a cerca de su verdadero origen y complejidad para construirlas. Un gran número de egiptólogos y científicos siguen intentando deducir esta enorme tarea que se realizó ya hace varios siglos, pero no habrá nunca una respuesta verdadera para todo este gran misterio, las pirámides de Egipto, y la que más misterio convoca, La Gran Pirámide, seguirán erguidas por muchos años más conservando su belleza y autenticidad.

 

Fuente:  www.egiptología.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: