Todo lleva al peor final en México

Autores

EL MUNDO › HALLARON RESTOS HUMANOS EN BOLSAS QUE PODRIAN SER DE LOS 43 ESTUDIANTES DESAPARECIDOS

Todo lleva al peor final en México

En el encuentro con los padres de los estudiantes desaparecidos, el procurador les informó del hallazgo de ocho grandes bolsas de basura con restos humanos y cenizas a la vera de un río a unos 22 kilómetros de la ciudad de Iguala.

Desde México DF

Los 43 estudiantes normalistas desaparecidos desde el 26 de septiembre habrían sido asesinados, según se desprende de una reunión del procurador general de la república, Jesús Murillo Karam, con los padres, ayer a primeras horas de la tarde, en un hangar del helipuerto de Chilpancingo, en la capital de Guerrero. Más tarde, en una conferencia de prensa, el propio Murillo no negó esta línea de investigación, pero aclaró que las autoridades mexicanas siguen “considerando como desaparecidos a los estudiantes de Ayotzinapa”.

En el encuentro con los padres de los estudiantes desaparecidos, Murillo les informó del hallazgo de ocho grandes bolsas de basura con restos humanos y cenizas en una barranca y en la ribera del río San Juan, a unos 22 kilómetros de la ciudad de Iguala, donde un grupo de estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fue atacado por policías municipales bajo las órdenes del entonces alcalde José Luis Abarca, detenido en la madrugada del martes pasado junto con su esposa. Los estudiantes fueron perseguidos y acribillados. Seis personas murieron en ese operativo y 25 más resultaron heridas; 43 estudiantes habrían sido entregados a la banda criminal Guerreros Unidos, quienes los habrían asesinado, de acuerdo con la versión que ayer les dio el procurador.

La primera reacción de los padres ha sido de estupor y rechazo. Ellos no aceptarán la versión de que sus hijos fueron asesinados, sino hasta que lo diga el equipo de forenses argentinos que también estudia el caso.

En conferencia de prensa posterior a la reunión con los padres de los estudiantes desaparecidos, Murillo Karam dijo que las investigaciones de la PGR “apuntan al homicidio de un amplio número de personas”, de acuerdo con declaraciones de tres integrantes de la banda Guerreros Unidos, quienes confesaron detalles del crimen, ocurrido en el basurero del municipio vecino de Cocula. Unas quince personas habrían muerto previamente por asfixia. Los cuerpos fueron cubiertos con llantas, leña y rociadas con nafta y diésel. Las cenizas habrían sido depositadas en ocho bolsas de plástico negro y tiradas al río San Juan.

Según la declaración de los detenidos, integrantes de la banda Guerreros Unidos, la policía municipal de Iguala les entregó un grupo de “más de 40 personas”; luego los condujeron al basurero del municipio de Cocula. Ahí mataron a los sobrevivientes y los arrojaron al fondo del basurero, donde quemaron los cuerpos. El fuego duró alrededor de 14 horas. Luego reunieron los restos, los metieron en bolsas grandes de basura y los llevaron a un paraje del río San Juan, donde las arrojaron. Buzos de la armada de México y peritos forenses mexicanos y argentinos localizaron esas bolsas.

A la pregunta directa de la prensa, el procurador Murillo Karam negó asegurar que los 43 estudiantes desaparecidos hubieran sido asesinados, pero reconoció que las personas retenidas, asesinadas, incineradas y tiradas en el río “forman parte de los hechos sucedidos en Iguala”. Para determinar que se trata de los estudiantes aún es necesaria una identificación positiva.

“Hay muchos indicios que nos podrían indicar que (sí) son”, dijo el procurador, pero insistió en que todavía habrá que esperar a la identificación de los restos encontrados. Más aún, el nivel de degradación de los restos causado por el fuego hace “muy difícil” la extracción de ADN que permita la identificación. En cualquier caso, los restos serán enviados a un laboratorio en la Universidad de Innsbrück, en Austria.

Murillo Karam dijo que los restos humanos en la barranca y en el río tienen las mismas características. “Hay una altísima posibilidad de que sean los mismos individuos.”

Para el procurador, ésta es “una de las mayores investigaciones criminales de que se tenga memoria”. Hasta el momento han encontrado seis fosas con 30 muertos; otra con ocho, y ahora esto. “No tengo ninguna duda de que ahí hubo un homicidio masivo”, pero hay que identificar a las víctimas. En cualquier caso, Murillo Karam reconoció que “también hay indicios de que pudieran ser los estudiantes”, aunque sólo son eso, indicios.

La reunión en Chilpancingo con los padres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos fue tensa.

Pasado el mediodía, padres de los estudiantes desaparecidos arribaron a la capital del estado de Guerrero en dos ómnibus y luego entraron a un hangar, donde los esperaba el procurador. Ahí recibieron la noticia del hallazgo. Luego de poco más de una hora, salieron para dirigirse de regreso a Ayotzinapa e informar a la comunidad.

Hasta el momento, 74 personas están detenidas y existe orden de aprehensión contra otras diez. Durante la investigación en la zona del río San Juan, donde fueron localizadas las ocho bolsas con restos humanos calcinados, un efectivo de la policía federal murió ahogado.

Fuente: www.pagina12.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: