Almacen “La paz” de Ramos Generales, parte del patrimonio histórico del partido de Roque Perez

Autores

Almacén La Paz de Ramos Generales :: La Paz :: Roque Pérez

Cruzando la ruta 205, un camino de tierra nos llevó a un almacén de 1859, detenido en el tiempo pero con impulso joven. Es que siguiendo la tradición de su abuelo y su padre, Julián Gómez junto con su novia Gisela Marquéz mantienen en pie el Almacén de Ramos Generales “La Paz”. Los sábados por la noche se pueden comer unas ricas picadas y una vez al mes carne al asador. ¡Por supuesto!, nos quedamos un buen rato en este pintoresco lugar que ofrece el circuito gastronómico de La Paz y La Paz Chica, del partido de Roque Pérez, dentro del programa Pueblos Turísticos de la provincia de Buenos Aires.

“Mi abuelo vino de España cuando tenía 13 años, llegó a un campito cerquita, una chacra, y luego fue empleado del almacén, y trabajó hasta poder alquilarlo. Y de ahí en más seguimos todos los Gómez”, se enorgullece. Algunos aseguran que Juan Moreira pasó por aquí y que alrededor de la pulpería, que aún sigue de pie en los fondos del almacén, había un foso desde donde subía el agua de las napas para protegerse del ataque de los malones. Lo que no admite duda, es que el mismo Juan Manuel de Rosas firmó el permiso para que en 1832 se estableciera esa pulpería, “siempre que no fuera administrada por ningún salvaje e inmundo unitario”. La fotocopia del permiso otorgado por el caudillo da fe de esto, y junto con otros tesoros forma parte de una especie de museo muy ecléctico. Un libro diario de 1900 se mezcla con un fonógrafo y un televisor de los años ’60, ventosas, tazas antiguas, un álbum de fotos y hasta un viejo mueble de la estafeta que funcionaba allí.

“Mi papá falleció hace dos años”, cuenta Julián señalando un retrato que cuelga en la pared del salón donde funciona el comedor. Su padre fue uno de los que le inculcó que cuidase este almacén. “Él lo llevaba adentro. Nació y falleció acá. Y yo, como él, amo este lugar. Si no hacía algo relacionado al turismo y comidas, no iba a poder seguir. Y me partiría el alma cerrarlo”, confiesa. Aunque con su hermana arrancaron las picadas de campo en 2010, luego dejaron de hacerlas. Hace un tiempo volvió a impulsarlas arreglando el salón. “Nos llevó tiempo porque estaba todo destruido, nunca se había hecho nada. Justo terminamos de reciclarlo, cuando surgió este circuito y nos encantó la idea de ser parte de él”, asegura Julián, y arriesga una reflexión: “La gente busca tranquilidad, pero también busca ver las raíces, lo que eran nuestros antepasados”.
Más info: Pueblos Turísticos  de Buenos Aires

Video sobre Almacen La Paz de Ramos Generales, Partido de Roque Perez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: