A. Vuelo. Por Gustavo Cairo

Autores
La imagen puede contener: 1 persona , interior

A.vuelo

Cada tanto aún escucho
el dulce tarareo
y el silbido eterno
de aquel tango arrabalero.

Con tu ejemplo me mostraste
que aquí hay otra vida;
esa, la que ante todo,
merece ser vivida.

Abrazar un árbol,
quitarme el miedo,
saludar al sol,
y saber que todo lo puedo.

Hiciste de cada noche
un día entero,
para que observar el cielo
fuera nuestro credo.

Plasmaste mil letras
en todo letrero
y cada palabra dicha
aún te evoca, Homero.

Se puede ser niño siempre,
tu mayor secreto, abuelo.
¡Gracias por enseñarme
a estar siempre en vuelo!

Gustavo Cairo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: